Próximo Evento:

  • 00 Días
  • 00 Horas
  • 00 Mins
  • 00 Segs

Noticias

No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, él os lo dé. Juan 15:16

Estudio 6 | Pedro Sana a Un Mendigo Lisiado Hch 03:1-10

Categorías: Estudios Biblicos

Pedro Sana a un Mendigo Lisiado

INTRODUCCIÓN 

La Iglesia Primitiva crecía bajo la influencia poderosa del Espíritu Santo. Fue Él quien proporcionaba el derramar de poder en medio de la comunidad de la fe. Hoy estudiaremos un encuentro de dos de los apóstoles con un paralítico en la puerta, llamada la Hermosa, del Templo.

Que el Espíritu Santo nos revele los principios espirituales presentes en este relato para que vivamos en esta dimensión de vida que los primeros cristianos experimentaron. Dejémonos ser guiados por Él para que tengamos una vida de poder y unción espiritual.

HECHOS 3:1-10

 “1Pedro y Juan subían juntos al Templo a la hora novena, que era la de la oración. 2Había un hombre, cojo de nacimiento, que era llevado y dejado cada día a la puerta del Templo que se llama la Hermosa, para que pidiera limosna a los que entraban en el Templo. 3Este, cuando vio a Pedro y a Juan que iban a entrar en el Templo, les rogaba que le dieran limosna. 4Pedro, con Juan, fijando en él los ojos, le dijo:  Míranos. 5Entonces él los miró atento, esperando recibir de ellos algo. 6Pero Pedro dijo: — No tengo plata ni oro, pero lo que tengo te doy: en el nombre de Jesucristo de Nazaret, levántate y anda. 7Entonces lo tomó por la mano derecha y lo levantó. Al instante se le afirmaron los pies y tobillos; 8y saltando, se puso en pie y anduvo; y entró con ellos en el Templo, andando, saltando y alabando a Dios. 9Todo el pueblo lo vio andar y alabar a Dios. 10Y lo reconocían que era el que se sentaba a pedir limosna a la puerta del Templo, la Hermosa; y se llenaron de asombro y espanto por lo que le había sucedido.”

Temas: Acciones, Alabanza, Autoridad, Ayuda, Dinero, Discapacidad, Emociones,  Gente, Instrucciones, Jesucristo, Necesidades, Pobres, Sanidad.

COMIENCE

>>    Si un extraño le pide ropa o comida, ¿qué haría usted probablemente? ¿por qué?
>>    ¿Qué siente usted ante las personas pobres, sin hogar y evidentemente necesitadas?
>>    ¿Qué recuerda usted de la vez que estuvo muy enfermo o impedido?

EXPLORE
1.    ¿Hacia dónde iban Pedro y Juan? ¿Cuándo lo hacían? (v. 1).
2.    ¿Por qué estaban yendo al templo los apóstoles? (v. 1).
3.    ¿Quién era llevado todos los días a la puerta del templo? (v. 1)
4.    ¿Cuánto tiempo había estado lisiado el mendigo? (v. 2).
5.    ¿Por qué estaba el paralítico todo el día en la puerta llamada Hermosa? (v. 2).
6.    ¿Qué hizo el mendigo al ver a Pedro y a Juan? (v. 3).
7.    ¿Cómo respondieron inicialmente los dos apóstoles al paralítico? (v. 4).
8.    ¿Qué le dijo Pedro al mendigo? (vs. 4 al 6).
9.    ¿De qué maneras reaccionó el paralítico a las palabras de Pedro? (vs. 5, 7 y 8).
10.    ¿Hacia dónde se dirigió el mendigo luego de ser sanado? (v. 8)
11.    ¿Qué hicieron Pedro y Juan después del milagro de sanidad? (v. 8).
12.    ¿Qué sucedió cuando el hombre respondió a su sanidad milagrosa? ¿Por qué?   (vs. 8 al 10).
13.    ¿Cómo se sintió la gente después de lo sucedido al mendigo paralítico? (vs. 9-10).

ANALICE
1.    Si Dios hiciera un milagro de curación entre las personas de su iglesia, ¿cómo piensa usted que reaccionaría la mayoría de la gente? ¿Por qué?
2.    ¿Cuándo se reúnen en su iglesia para orar?
3.    ¿Cuándo fue la última vez que Dios respondió una oración suya de una manera  muy hermosa?
4.    ¿Cómo se sintió usted la última vez que Dios respondió su oración?
5.    ¿Qué actitudes específicas hacia los débiles y los necesitados necesita cambiar una persona antes de que Dios pueda utilizarla efectivamente para que los ayude?
6.    Además de proporcionar ayuda económica, ¿qué más pueden hacer los cristianos por los pobres y los necesitados?
7.    ¿De qué manera puede su iglesia ayudar a las personas discapacitadas?
8.    ¿Cómo puede su  iglesia ser sensible a las necesidades de los que están impedidos  físicamente?
9.    ¿Qué puede usted ofrecer a los discapacitados o necesitados?
10.   ¿Cuándo ha sido usted testigo del poder sanador de Dios en acción?
11.   ¿Qué necesita cambiar para que Dios pueda obrar a través de usted de una  manera poderosa?

APLIQUE
>>    ¿Cómo puede usted prepararse para ayudar a una persona necesitada esta semana?
>>    ¿Qué área discapacitada de su vida necesita del toque sanador de Jesús?

 

Deja un comentario